BESOS (Esquimales cazando mariposas)

BESOS (Esquimales cazando mariposas)
{lang: 'es'}

Desde el primer día de nuestras vidas nos reciben con besos. Besos que aunque son frágiles como nosotros en nuestros primeros meses, van cogiendo fuerza en la misma proporción a la que nosotros vamos creciendo.

Al principio durante nuestra infancia este gesto de amor se convierte en una especie de imposición.. “dale un beso a..” o “ven que te va a dar un besito…”. Pero vamos creciendo, aún no llegamos a la adolescencia y nos ruboriza que otra chica o chico se acerque para darnos un beso. Sin darnos cuenta pasamos a la edad adolescente. Entonces haríamos lo que fuese por dar y que nos diesen un beso, de los de verdad, de los que tantas veces vimos darse a muchas parejas. Y cuando llega ese día, ese primer beso, no lo olvidas por mucho tiempo que pase. Los años de vida y las parejas te van descubriendo besos de amor, besos de pasión, besos interminables.

Hay múltiples clases de besos además de los conocidos, yo os nombraré dos como ejemplos. El “Beso esquimal” (se frotan las puntas de las narices de las dos personas), el “Beso mariposa” (se frotan las pestañas de una persona al parpadear sobre la mejilla de la otra persona). Si lo buscas en wikipedia verás unos cuantos más pero yo prefiero inventarme otros. Me encantan los besos de helado de vainilla, de coco, besos de siesta, de fiesta, besos de colores o con brisa de mar. Invéntate tú otros cuantos besos más y se los regalas a la persona que te quiera o a la que tú quieras.

Ponle sabor a tu vida, color, ponle alegría, ponle cariño y amor, y por supuesto llénala de miles de besos.

 

Besos de película

 

 

 

Leave a Reply