Reflexología

{lang: 'es'}

 

REFLEXOLOGÍA PODAL

 
El origen de la Reflexologia Podal se remonta al antiguo Egipto. La reflexología ha estado entre nosotros durante miles de años. Egipto, India, China y Tailandia son países donde se desarrollaron técnicas de reflexología y donde hasta la fecha se sigue usando esta tradición milenaria. La reflexología involucra cuerpo, mente y espíritu.

Esta técnica sostiene que todos nuestros sistemas con los órganos correspondientes, tienen en el pie un punto que los representa. A partir de trabajar sobre ellos se estimula el órgano y/o sistema desarmónico.

La reflexología equilibra el funcionamiento de cada órgano y por lo tanto de cada sistema, dado que el correcto funcionamiento de los sistemas hacen al estado de salud, siendo la enfermedad una desarmonía en alguno de ellos.

La reflexoterapia podal constituye una posibilidad excelente de influenciar beneficiosamente en nuestra salud y tratar multitud de dolencias, especialmente las que vienen acompañadas de sintomatología dolorosa y espasmódica. Su práctica correcta permite conseguir mucho más que paliar dolores.

Si los puntos reflejos dolorosos se detectan fácilmente, este método ayudará a solucionar gran número de transtornos de la salud. Aplicando presión con los pulgares y el resto de los dedos sobre estas áreas reflejas, se logra tener un efecto positivo sobre el órgano o parte del cuerpo correspondiente.

Cuando hablamos de puntos reflejos nos referimos a puntos reactivos, es decir, puntos que unicamente se manifiestan si hay algún transtorno del órgano o estructura anatómica correspondiente.

No son más que avisos externos de trastornos internos del cuerpo, que obviamente sólo se muestran cuando existen, no cuando los órganos están sanos.

En el caso de los pies, no sólo es posible detectar estos puntos mediante una correcta exploración, sino que también existe la posibilidad de conseguir efectos terapéuticos masajeando estos puntos de forma determinada.

Las dolencias mas tratadas por la reflexología son trastornos en el sistema oseo donde la medicina tradicional poco puede lograr, con esta técnica podemos aliviar dolores de columna, contracturas, stress y todo lo que esto provoca en el resto del organismo.

Además de paliar dolencias concretas, la reflexología se propone, entre otros, los siguientes objetivos:

  • Aliviar el estrés y la tensión
  • Mejorar el suministro de sangre y promover el desbloqueo de los impulsos nerviosos
  • Ayudar a la naturaleza a lograr el equilibrio natural del organismo

 

ALGUNOS LIBROS DE REFLEXOLOGÍA PODAL

REFLEXOLOGÍA PODAL

Autor: Chris Stomer

(Editorial: Paidotribo)

REFLEXOLOGÍA PODAL

Autor: Cesar Tejedor y Enrique Rodríguez

(Editorial Videocinco)

REFLEXOLOGÍA + DVD

Autor: Victor Viñas
(Editorial Hispano Europea)

 

 

Reflexología podal- Fisioterapia y masaje
 

 

 
 

REFLEXOLOGÍA FACIAL

 
Cada vez se recurre más a terapias orientales y milenarias para intentar resolver los problemas de salud. Estas técnicas además pueden ser fuente de belleza como es el caso de de la reflexología facial, que consiste en activar algunos de los más de 500 puntos del rostro que están interconectados con otra partes del cuerpo.

Según la experta en reflexología facial Encarna Navarro, si activamos determinadas zonas de nuestro rostro (abajo tenéis un completo mapa y sus localizaciones en el resto del cuerpo), como la que hay entre las cejas, la piel se oxigena, al igual que si masajeamos la de alrededor de los ojos, esta parte se descongestiona, lo que contribuye a que se suavicen las ojeras y las bolsas.

La reflexología facial es un método terapéutico natural. El rostro posee mil doscientas terminaciones nerviosas pertenecientes al Sistema Nervioso Central. Estas zonas reflexológicas se comunican con los órganos internos, las glándulas, el aparato circulatorio y el sistema linfático y se conectan también con los canales energéticos llamados “meridianos” por la medicina china.

Esta técnica se realiza a través de presiones manuales en el rostro y cráneo, obteniéndose resultados más rápidos sobre la parte mental y emocional, porque se logra el equilibrio del sistema nervioso. También se utiliza con éxito en tratamientos cosmetológicos, ya que al presionar y estimular puntos y zonas en el rostro, logramos tensar los músculos faciales e irrigar las líneas de expresión. La piel de la cara se vuelve luminosa y radiante, con vida, se alisan las líneas, realizándose así un lifting facial, totalmente natural.

¿Cuál es su origen? Existen evidencias de que hace poco mas de 4,000 años, culturas tan antiguas como la egipcia y la china, entre otras, ya utilizaban la reflexología como una verdadera disciplina de la recién nacida ciencia médica. Papiros en muy buen estado de conservación, muestran cómo entre los egipcios era muy común la práctica de la reflexología podal (en los pies) así como la aplicación de la reflexología a las palmas de las manos. Y hasta nuestros días…

 
 

Masaje facial